¿Cuál es mi zapato perfecto?

¿Cuál es mi zapato perfecto?

Y el segundo post, o casi el primero, lo quiero dedicar a contaros cuál es el zapato perfecto para mí, aunque os diré que creo que esta pregunta tiene más de una respuesta. Dicen que conforme vamos cumpliendo años nos alejamos de los tacones para buscar la comodidad, pero por lo que sea la mayoría de zapatos que son cómodos no son muy agradecidos estéticamente.

A mí siempre me han encantado los tacones, he de reconocer que he hecho auténticas barbaridades calzándome zapatos imposibles que a los 10 minutos me quería arrancar de los pies, por eso cuando he encontrado un modelo que me ha entrado por los ojos y con el que encima he aguantado horas siento que he hecho la mejor inversión del mundo.

Hay una frase que me dijo un día una amiga y que desde entonces aplico mucho a todo (no solo a un zapato): “SI TIENES QUE FORZARLO NO ES DE TU TALLA”

Creo que las cosas que se fuerzan mucho acaban siendo decisiones que no están hechas para nosotros, en cambio si elegimos bien “la talla” todo fluye de manera más natural. Un claro ejemplo de esto es lo mucho que te pueden amargar la noche unos zapatos ¿cuántas veces habéis tenido que volver a casa por este problema? Yo alguna que otra… Y la verdad que no soy muy partidaria de ir a una fiesta, boda o cualquier celebración con una bolsa en la mano y dentro un zapato plano (que lo he hecho) porque además de ser un poco incómodo la sensación que tienes al cambiarte de zapatos (por lo menos para mí) no es la misma.

Como ya os conté fue mi boda, en gran parte, la “culpable” de que bambaladas viera la luz y es que ese día conseguí que nuestro artesano hiciera un modelo con el que aguanté 14 horas (y llevaba ocho centímetros y medio de tacón). De hecho os tengo que confesar que ese fue el zapato en el que me inspiré para diseñar nuestra sandalia lima que sin dudarlo para mí es la clara ganadora para cualquier evento, de hecho muchas de vosotras la habéis llevado como invitadas en muchas bodas y habéis aguantado horas con ellas.

Zapatos Invitada

Sandalia Lima Bambaladas

Y aunque el modelo Lima sea mi zapato favorito, de diario no suelo llevar tacón, es más voy casi siempre de plano o con muy poquito tacón. En cambio para salir a cenar o para cualquier evento me encanta un buen taconazo, preferiblemente ancho. Además de ser un zapato cómodo la combinación de colores me parece muy especial, creo que la da un toque muy personal a un look que puede ser algo más sencillo. Un referente para mí en esto de combinar colores es Olivia Palermo, me gusta mucho ver cómo es capaz de llevar diferentes tonalidades y crear un look maravilloso con el que muchas de nosotras no nos atreveríamos a salir a la calle pero visto en ella nos encanta.

En cambio por el día mi básico es una bailarina o un tacón medio como el de nuestro salón Ceos que además de ser el modelo planito que más me gusta de bambaladas fue también el vuestro el invierno pasado. Creo que es un zapato muy versátil ya que puedes llevarlo con un look informal o más arreglado y para las que no sois partidarias del taconazo es todo un acierto también como zapato de invitada.

Si me tuviera que decantar por uno de los modelos planos de verano me resultaría muy difícil elegir porque he llevado todos muchísimo pero creo que el que más me he puesto ha sido el modelo Siros que también, junto a la espardeña creta sand, ha sido vuestro favorito.

Bailarina Siros

Espardeña Creta Sand

En conclusión soy una apasionada de los zapatos sea cual sea el modelo pero si tuviera que elegir  uno sería de taconazo y ancho. ¿Y vosotras si tuvierais que decidiros por uno de nuestros bambaladas con cuál os quedaríais? Me apetece mucho conocer vuestros gustos 🙂

No Comments

Post A Comment